lunes, 15 de abril de 2013

Series infantiles, ¿cambio de valores?


¿Qué valores fomentan las series infantiles emitidas actualmente en televisión?

La época de Heidi, Marco, y la Abeja Maya pasó hace tiempo, pero en los últimos años han surgido otras como: Lizzy Maguire, Dos en Malibú, Zark y Gody, Doraemón, Rebelde Way, ect.

Aquellas series que nos mostraban claramente los valores de la entreñable amistad, la familia, el amor, la generosidad, el esfuerzo por conseguir una meta o el amor y el respeto hacia la naturaleza.

 
Podemos considerar que las nuevas series dan importancia a un valor tan importante como lo es la amistad, e incluso tienen muy en cuenta la propia familia. Pero, lo que más sobresale son los estereotipos reflejados en los diferentes personajes; podemos observar cómo se fomenta la imagen de la típica chica quinceañera presumida, maquillada, conjuntada y, por supuesto, delgada. De la misma forma, se considera ridículo al chico que es estudioso y saca buenas notas, mientras que lo divertido es burlarse de la profesora y los demás compañeros.

Generalmente, este tipo de series busca ampliar su público y enganchar tanto a niños como adolescentes. Muchas de ellas cuentan con argumentos interminables que abarcan intensas historias de amor un tanto ficticias y que suelen estar ambientadas en un instituto. También podemos observar claramente como los actores principales o protagonistas son bastante aceptados físicamente, y tal vez no sea un hecho de gran motivación para los telespectadores que no se reflejen físicamente en esos personajes.



En poco tiempo, los personajes protagonizarán diversos números musicales con canciones un tanto pegadizas, para después realizar un CD recopilatorio y por tanto, sacar provecho económico de ello.

Tal vez actualmente las leyes que rigen cómo tiene que ser la programación infantil en nuestra cultura sean más estrictas que las que existían en épocas anteriores, pero los valores tanto de unas series como de otras son claramente contrastados, efecto que está debido en gran medida a la evolución de la sociedad y a la transmisión de valores que en dicha sociedad realizamos día a día.

Elementos morfológicos de la imagen: LA LÍNEA

En los vídeos que se muestran a continuación podemos observar la influencia de la línea como elemento morfológico de la imagen entre otros como el punto, la forma, la textura y el color.

La línea depende de muchos factores, en este caso, variando la dirección, longitud, grosor y color de numerosas líneas rectas obtenemos una sensación de movimiento mediante una técnica de stop motion.




En este segundo vídeo también se varía la dirección, longitud, grosor y color de líneas tanto rectas como curvas, y gracias a ello y mezclado con la técnica de estop motion conseguimos que nuestras líneas cobren "vida" y movimiento.


domingo, 14 de abril de 2013

Más de 100 años de dibujos animados

Han pasado más de cien años desde la creación del primer dibujo animado de la historia en el año 1908 hasta los actuales realizados con las técnicas más innovadoras.

La diferencia es un poco notable...


 
 

Más de 100 años de dibujos animados.

Han pasado más de cien años desde la creación del primer dibujo animado de la historia en el año 1908 hasta los actuales realizados con las técnicas más innovadoras.

La diferencia es notable...






jueves, 11 de abril de 2013

Etapas gráfico-plásticas del niño









Los dibujos infantiles son la expresión del niño en su integridad, tanto de su capacidad intelectual como su desarrollo físico, su aptitud perceptiva, el factor creador del propio niño, su gusto estético e incluso su desarrollo social.

Se distinguen distintas etapas gráfico-plásticas en los niños:

1- Etapa del garabato (2 a 4 años).

Dentro del estadio del garabato podemos distinguir varios tipos según la evolución pintora del propio niño: el garabato sin control, garabato controlado y el garabato con nombre.

Los materiales utilizados en esta etapa pueden ser grandes lápices de cera o pastel, hojas grandes o pintura espesa.


2- Etapa preesquemática (4 a 7 años).

En esta etapa desaparecen los garabatos y el niño hace sus primeros intentos de representación. El niño no dibuja lo que ve, si no lo que sabe, y aparece el egocentrismo. El color no tiene relación con la realidad y lo dibujado flota.

3- Etapa esquemática (7 a 9 años).

Aparecen variaciones en la figura humana y el dibujo en hilera. En esta etapa ya se establecen relaciones entre color y objeto y la representación de espacio-tiempo.

4- Etapa realista (9 a 11 años).

El niño en este momento adquiere conciencia de pertenecer a un grupo. Existe una obsesión por la representación del movimiento. Se objetivizan las formas y se expresan las características del sexo.

5- Etapa pseudonaturalista (11 a 13 años).

Comienza a percibirse la crisis de la adolescencia. Se articulan trabajos de diferente corte: representaciones de la realidad, interpretativos o expresivos de esa realidad y abstractos.

6- El período de la decisión (13 a 17 años).

Se perfilan los dos tipos de expresión artística:

- Visual u objetiva: El niño piensa en términos de imágenes visuales y se relaciona con el medio a través de los ojos.

- Emocional o subjetivo: Expresa sus emociones y sentimientos y tiene tendencia a las exageraciones.


martes, 5 de marzo de 2013